martes, enero 22, 2008

Datos privados públicos

Ayer lunes 21 me encuentro por casualidad con que la página web de los servicios tributarios de una comunidad autónoma, permite simplemente tecleando una dirección concreta, el consultar las notificaciones tributarias de esa comunidad a los contribuyentes. Por ejemplo me encuentro:

- El pago de IBI de la factoría de una conocida multinacional.
- Una sanción a un grupo nacional de distribución.
- Una subvención a un ayuntamiento de la región.
- Pagos de licencias, del extinto IAE y sucesiones.
- Y por supuesto multas de tráfico, viñetas/numeritos de coches, motos y hasta embarcaciones.

Contacto con el servicio de atención al ciudadano (012) de la Administración afectada para ponerlo en su conocimiento, y me derivan a un número donde no contesta nadie. Vuelvo a contactar con el 012 amenazando con ignorar el asunto si no me toman en serio, y me derivan a otro número donde si contestan. Después de dos transferencias de llamadas, consigo saber que el responsable de esa cuestión no está, por lo que dejo mi teléfono para que me llame.

45 Minutos después recibo una llamada de una persona de voz juvenil que con aparente desgana me pide que le explique lo que sucede. Amigo como soy de no perderme en explicaciones superfluas, directamente le pido que teclee la dirección desde la cual se accede a los datos. Cuando lo hace se le escapa un sonoro ¡ay madre! Acto seguido me pide que le explique como he dado con ello y me cuelga casi sin despedirse, y por supuesto sin darme las gracias.

Transcurridas 24 horas el portal sigue plentamente operativo (¿qué menos que cerrarlo por seguridad?) y se sigue pudiendo acceder a los datos.

1 comentario:

  1. Anónimo10:49 p. m.

    Respecto al IBI de una conocida empresa, quizas tendrías que haber ocultado parte de la referencia catastral, por que gracias a ella se puede saber que empresa es. Solo dire que está en la cuenca del Nalón.

    ResponderEliminar

x