domingo, septiembre 11, 2005

Prestando mi atención al último model híbrido de Lexus me paro a pensar sobre el futuro en materia de motorización de vehículos, y no puedo llegar a otra conclusión más que este camino es una carretera llena de baches y con destino incierto.

Motor de gas
El motor propulsado por gas es ya una realidad en los autobuses de varias ciudades españolas, pero cuando los veo con su llamativa decoración y el eslogan "este autobús se mueve con gas natural" me pregunto ¿y por qué no se mueven todos? Seguro que el hecho de que las reservas probadas de gas a nivel mundial sean inferiores a las de petróleo no es el motivo, pero si lo es para desechar la idea de que sea el combustible que pueda propulsar el futuro.

Motor de hidrógeno
Esta tecnología consistente en la propulsión de un motor eléctrico mediante la energía generada por la reacción de hidrógeno líquido con aire y cuyo único residuo atmosférico es vapor de agua parece estar en una avanzada fase de desarrollo por parte de Daimler-Chrysler. Un motor sobre el que oigo todo tipo de alabanzas por parte de personas que lo ven como el futuro más tangible dada la facilidad para obtener hidrógeno a partir de agua. Olvidan que para realizar este proceso son necesarias generosas cantidades de electricidad. ¡Horror! ¿Hablamos de los problemas de generación eléctrica? Una fuente de energía que necesita de otra fuente de energía para ser generada ya se declara en si misma como ineficiente.

2 comentarios:

  1. Me ha llamado la atención que estos Lexus híbridos dispongan de un motor V6 de gasolina. Rápidamente asocio V6 a 150CV, entonces, ¿cual és su estratégia? ¿proteger al medio ambiente? A mí no me lo parece. Por el contrario, me da la impresión que han querido crear un coche potente, con importantes emisiones de CO2 pero con el motor eléctrico como elemento de marketing diferenciador.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente el balance neto de emisiones del Lexus es peor que el de un coche de gama media sin hibridación. Es una cuestión de imagen.

    Con respecto al hidrógeno, tiene otro problemilla: Para almacenarlo y que no ocupe demasiado volumen, la presión de almacenamiento ronda las 400 atm, y los depositos necesarios tienen un espesor un poco gordo... Por no hablar de la electricidad necesaria para generar el hidrógeno que ya comentas.

    Saludos desde invertia, no conocía tu blog, nos vemos por allí.

    ResponderEliminar

x